Martes, 22 de mayo de 2007
Amics de l'Illa de l'Hospital

Pura Sangre

Aunque no se lo crean, muchas veces tenemos mas derrotas que victorias.
Ya se. Nos han dado un premio en Palma; Se hizo una exposici?n de 54 pintores en La Caixa des Carrer Nou, dedicada a nosotros por impulso de esta gran Se?ora que es Dolores Boettcher y cada domingo pasan -ahora que viene el buen tiempo- de doscientos los visitantes. Esto ser?a el oro que reluce. Pero no todo es oro.
A comienzos de 2005, necesit?bamos de todo; acudimos en p?blica subasta al Ministerio de Sanidad para adquirir una embarcaci?n fuera borda que necesit?bamos vitalmente. El "Pura Sangre" proced?a de una requisa p?blica, consecuencia de las actividades de sus due?os, no precisamente dedicadas a la pesca o al recreo. No entramos, ni juzgamos.
La "Pura Sangre" se presentaba como nuestra panacea. La Fundaci?n Sa Nostra nos ayudaba a pagarla y nuestro car?cter "sin ?nimo de lucro" facilitaba las gestiones que inici? Sema Cardona Natta y que han significado para el -despu?s- un v?a crucis.
Porque la "Pura Sangre" hab?a sido requisada hac?a cinco a?os y el deterioro, los gastos de mantenimiento y los gastos de recuperaci?n eran muy elevados.
Sin descartar buenas voluntades, la Administraci?n se lav? las manos. ?Ah, no lo sab?a! ?Como puede ser! Suplicamos, amenazamos con anular el acto administrativo por falta de transparencia en las condiciones.
Al final, la buena voluntad de Pedro Pons (Pedro's Boat un hombre que crey? en nosotros y nos apoy? cuando no ten?amos nada) y el tes?n de los voluntarios, especialmente de Sayo Sintes, han conseguido hacer navegar al "Pura Sangre" a los tres a?os de gestiones.
Dos reflexiones solamente para terminar.
? Saber hacer del fracaso un ?xito solo lo puede hacer un grupo social unido y terco como los Amics de l'Illa de l'Hospital.? Las Administraciones (Justicia, Hacienda y Sanidad en estos casos) tiene la obligaci?n de transparentar y agilizar sus gestiones.
El caso del pesquero El Mouldi es claro. Cuando se quiera recuperar no servir? ni para chatarra. Se habr?n perdido cuatro o cinco a?os de posibilidades de dar trabajo o de mantener otras actividades. O simplemente la de ocupar un amarre importante en el puerto. ?Ojo a quien lo adquiera!
!

Tags: historias, isla, hospital

Publicado por ihospital @ 8:23
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios