Mi?rcoles, 17 de septiembre de 2008

Con  unos entrañables actos, la colonia italiana de Menorca conmemoró los 65 años de la llegada a nuestro puerto, de los náufragos del acorazado “Roma”

 

Hoy, gracias al apoyo de nuestros simpatizantes y amigos, gracias a la confianza que tienen muchas personas en nosotros, han llegado a nuestras manos los partes originales referidos a ingresos en la Clínica de Cirugía del Hospital Militar de la Isla  del Rey  de 248 heridos y quemados, junto a referencias a tres ilesos y otros 23 enfermos procedentes –seguramente –de las tripulaciones de los otros cuatro navíos internados  en nuestro neutral puerto de Mahón.

Hablamos de 174 seres humanos comprendidos en una relación que empieza el Capitán Gaetano Lupi, diagnosticado como grave, y termina con el marinero Egido Manolo considerado leve.

Firma todos los partes,  Jefe de la Clínica, el Doctor  -¿Capitán entonces?- Bernardo Sampol.

 

Impresiona la lectura de cada una de las hojas que recogen, fechas, nombres, diagnósticos iniciales, altas y bajas. Produce un enorme alivio constatar que el ingresado grave con “quemaduras y contusión occipital “ o “herida abierta en tibia” causa alta en cirugía en fechas próximas, pasando a “convalecientes”.

 

Pero no son todos, como bien se sabe.

Ya en el expediente 32 aparece el primer fallecido, el suboficial Pietro di Marcina. El parte es del 12 de Septiembre y cita textualmente:”ingresó el día 10 con diagnostico de quemaduras extensas en los cuatro miembros y en la cara; shok muy marcado, siendo su estado pronosticado como grave. Tratamiento: sueros hipertónicos, tónicos cardíacos, adrenalina, morfina; tratamiento local con solución de ácido Tánico  al 2%”

 

Extiende el Dr.Sampol, el tratamiento anterior con “gota a gota de Murphi” al herido 123,Giuseppe Forchieto o Porchiatto, el cual “pese al tratamiento fallece  a consecuencia de las lesiones recibidas el 11-IX-43”.

 

En el caso del herido 124, Alfredo Sciavo, anota  el médico militar de puño y letra:”gran excitación con delirios y alucinaciones. Trat. Morfina (sic)  para calmar los dolores y excitación nerviosa” Alfredo fallecería también el día 11.

Reseña el Dr. Sampol toda una tragedia en el enfermo 178,Giorgio Fabbius:”morfina para calmar los atroces dolores del enfermo que continuamente ha tenido gran excitación, pierde rápidamente fuerza, acentuada oliguria con hematuria, falleciendo a consecuencia de….”

 

Les aseguro que me ha impresionado la lectura detallada de los casi 200 expedientes. Pienso en aquella generación inmersa en un conflicto mundial que la arrastró, sin tener seguramente ni arte ni parte en las decisiones políticas de aquel Septiembre de 1943 que les llevo a ser bombardeados por  los que días antes eran sus aliados.

He pensado en el Dr.Sampol y su equipo de enfermeros e Hijas de la Caridad que se encontraron de pronto con 148 ingresos.¡Nuestro homenaje a todos ellos, dirigidos por el Dr.Echevarria!

 

Los expedientes se guardaran en la recién inaugurada Sala Roma del Hospital de la Isla del Rey, bajo la custodia de Mario Cappa y sus fieles colaboradores. Copia de esta documentación estará al alcance de estudiosos, familiares y visitantes.

 

Sirva este sencillo apunte como homenaje a todos aquellos que se encontraron en la Isla del Rey hace ahora 65 años: unos pidiendo ayuda, otros proporcionándosela.

Vaya un entrañable abrazo al pueblo hermano de Italia, con el que caminamos hoy unidos buscando en el respeto y la verdad histórica, el recuerdo mas vivo hacia aquellos hombres que encontraron en la Isla del Rey la vida o no pudieron resistir al embate de la muerte.

Luís Alejandre

Martes 16 de Septiembre de 2008

 

 

 


Publicado por ihospital @ 20:11
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios