Viernes, 19 de diciembre de 2008

 

 

No puedo juzgar a  los responsables del dramático accidente del Hotel Son Moll de Cala Ratjada.Bastante tragedia se vive, como para echar  mas leña al fuego. Por supuesto politicos de babor y de estribor intentarán sacar tajada, porque el Ayuntamiento es de un color o de otro.Tampoco me corresponde.

 

Pero, si me permito opinar sobre el “prejuicio” social al que son sometidos determinados implicados, en este caso los técnicos directores de la obra. El “paseillo”entre cámaras y fotógrafos camino de la comparecencia ante el juez de turno, viola cualquier convencion social. Esposar y pasear públicamente a personas sobre las que solo pueden pesar indicios, es violar, en mi opinión, los mas elementales derechos humanos. Son personas, técnicamente formadas, que pueden haber cometido errores. Pero esto no está aun demostrado.¿Temen las autoridades su fuga? ¿Merecen el mismo trato que los asesinos  etarras?¿No hay formas mas discretas de acceder a los juzgados?¿Y si luego se demuestra que hubo un fallo humano,no imputable a los técnicos?¿Es que se pretende que un arquitecto esté todo el dia en la obra que dirige?¿Se piensa en el daño moral que se infringe ?¿Se valora?

 

Por supuesto admito,que mas daño han sufrido los fallecidos y sus familias. Por supuesto, que este daño es irreparable, porque no hay juicio ni indemnización que cubra la pérdida de un ser querido. Por supuesto, que el impacto social es grave, por sus connotaciones.

Pero, que no se enjuicie grave y públicamente, ante camaras y fotografos a personas no juzgadas ni condenadas. La Justicia no es ensañamiento, no es venganza, no es ultraje. Es  sencillamente esto: Justicia

 


Publicado por ihospital @ 18:09
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios