Viernes, 22 de octubre de 2010
OTRAS HISTORIAS DE LA ISLA DEL REY.
?
PEDRO LUIS MERCADAL.
?
Sonreia.
Con esta mirada bonachona, sonreia cada vez que trat?bamos temas de la Isla del Rey. Algo mayor que yo, de la edad de mi hermano mayor Miguel, su ritmo era diferente al mio. Me calmaba, me ralentizaba, pero nos ayudaba.
Durante mucho tiempo llevamos vidas bien diferentes.
El reencuentro se produjo hace seis a?os, cuando empezamos a trabajar en la recuperaci?n del Hospital de la Isla del Rey. El nos dio los primeros planos topogr?ficos, fotograf?as, todo lo que ten?a,sin la menor reserva. No todo el mundo ha hecho lo mismo.
De all? pasamos a pedirle consejo sobre colores, sobre barnices, sobre formas de puertas y ventanas ya que no quedaba el menor testigo que pudiese servir de? modelo. Era arquitecto, pero sobre todo era artista, hombre de gusto, sobrio, muy conocedor del alma de Menorca. Y todo lo plasmaba en su pintura. De all? sali? una magnifica acuarela sobre el Hospital Naval Ingl?s en la que ya jugaba ?arriesgaba- con los? colores. Nos hizo unas magn?ficas reproducciones Lina Truyol y sus chicos de Model Grafic que, adem?s, nos regalaron unos ?ndices de libro, que son nuestra mejor tarjeta de presentaci?n. Dentro de unos dias, l?minas e indices, viajar?n con nosotros a Rabat para presentar nuestra imagen, coincidiendo con la entrega de un premio de la Asamblea Parlamentaria Mediterranea. All? estar? con su acuarela Pedro Luis.
?
Luego empezamos a hablar de la basina o piscina de agua de mar que so?amos construir junto al muelle de la isla, resguardada de tramontana, abierta a la bocana ?aguas limpias- algo al estilo de las piscinas naturales de San Felipe. El tenia experiencia de una piscina de agua de mar que construy? en S?Algar: ?no es tan sencillo?, ?el material se estropea?,?creo que ya es de agua dulce?. Y sonreia. Tranquilo, Luis.
?
Nos ha dejado planos y dibujos que servir?n de base a nuestros proyectos.
Nos ayud? repetidamente cuando pedimos su colaboraci?n en forma de donaci?n de alguno de sus cuadros para ventas o subastas.
?Nos quedamos con el recuerdo de su? bonhom?a. Siempre habr? un trozo de su alma en? nuestra alma colectiva, voluntaria, desinteresada, amante de Menorca.
Aunque no se si el era consciente, sonriendo, de que nos estaba marcando un camino, nosotros si lo estamos.?Gracias, Pedro Luis!

Publicado por ihospital @ 23:58
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios