Domingo, 13 de noviembre de 2011

Domingo soleado. Buen ambiente de visitantes. Con nosotros 152 feligreses de la parroquia de Santa Eulalia de Alaior, al frente de ellos –rica amalgama de gente mayor, de matrimonios jóvenes y de un montón de niños- D. Pedro Oleo. su buen Párroco.

La colonia inglesa andaba hoy  celebrando el  Armisticio  que puso fin a la Primera Guerra Mundial en 1918. Los ingleses siguen recordando a aquellos miles de jóvenes que lucharon por la libertad de su pueblo y de Europa, en aquella fratricida guerra. Siento envidia cuando les veo unidos, patriotas, con un espíritu de pueblo vivo, duro de pelar, por supuesto duro de vencer.

Pero, sobre nosotros planeaba el dolor por la pérdida de tres de nuestros colaboradores a los que consideramos nuestros hermanos.

En la mañana del dia 8 moría el teniente de la RAF Sean Cunningham en un incomprensible accidente rodando por la pista con su Hawk T1. Es el segundo miembro de los Red Arrows que vinieron a Menorca para conmemorar los 300 años del Hospital Naval, fallecido en pocos meses. Sean  fue el punto 3, en  lenguaje aéreo.

Y como las desgracias nunca vienen solas, ayer morían en accidente de helicóptero dos buenos amigos –Mark y Alistair- ingleses avecindados en Mallorca, que colaboraron con nosotros en la misma exhibición de los Red Arrows.

Sentimos como nuestras las irreparables pérdidas.

En la Capilla Católica-convertida  hoy en  sucursal de Santa Eulalia-, hemos rezado por ellos. Y en la Anglicana ,mas recogidos, un pequeño grupo de ingleses y españoles hemos dedicado recuerdo y oración, pensando en sus seres queridos, pensando en ellos, encomendándolos al buen Señor que los habrá acogido, allá en las alturas que los tres –confiados- surcaban.

En la Isla del Rey , en una bella mañana de domingo, hubo tiempo para la alegría, pero también para el recogimiento, el recuerdo y el dolor.

Luis Alejandre


Publicado por ihospital @ 14:23
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios